Estreno de la nueva peana de culto para María Santísima de la O.

44

Estreno de la nueva peana de culto para María Santísima de la O.

Con motivo de la celebración del Cincuentenario de la Bendición de María Santísima de la O, se estrenaba la nueva peana de culto para nuestra Sagrada Titular.

La magnífica pieza, diseño del malagueño Fernando Prini, y que ha sido ejecutada por el orfebre Ramón León (Sevilla) se mostraba en el acto de bendición del nuevo halo para nuestra Madre, que tenía el lugar el domingo 27 de septiembre, en la Iglesia de San Juan.

Peana de culto

En la década de los ochenta y noventa del pasado siglo, Prini, mantuvo un estrecho contacto con la Cofradía de la Columna, para la cual, y a través de Juan Rosén tuvo, en palabras del artista: “la suerte de realizar varios diseños que, finalmente casi todos, se fueron llevando a la realidad: medalla corporativa, algunas orlas y pergaminos, actual corona de procesión de María Santísima de la O, el puñal que prende en su pecho…”.

El único diseño que quedó sin ejecutar fue precisamente, el de esta peana. Ha sido con motivo de la celebración de tan importante acontecimiento devocional para nuestra Cofradía, el 50º Aniversario de la Bendición de nuestra Sagrada Titular, por el que la actual Junta de Gobierno decidia retomar este proyecto y encargar su realización, en plata de ley y marfilina, al orfebre hispalense Ramón León (Sevilla).

La peana, como se observa, es para besamanos; es decir, para las ocasiones en las que la Titular es bajada desde su camarín para recibir la veneración de sus hijos y devotos. La principal peculiaridad de su diseño es el desarrollo de su planta, de líneas sinuosas (lo que le otorga gran dificultad de ejecución), de esquinas achaflanadas formando dos ochavas, y con ingletes. El alzado lo componen varias molduras cóncavo-convexas, en estilo neobarroco cofradiero.

En el centro de la peana, aparece una cartela con decoración vegetal y arquitectónica, timbrada de corona real que, a elección de la Hermandad, va a acoger una representación de María Santísima, en símil de eboraria. Sobre la superficie de la peana, en sus esquinas, se sitúan dos macollas o perinolas decorativas, que pueden ser sustituidas cuando se desee por dos soportes, para colocar los preciosos querubines que posee la Hermandad, obra antigua de Francisco de Paula Gómez Valdivieso (S.XVIII).

Una delicada, y rica en detalles, pieza de patrimonio, para el culto y la devoción de nuestra Madre de la O.